Soporte

Lo que no te enseñan en la autoescuela

Todo conductor necesita adquirir sus habilidades al volante. Cuando aprendemos a conducir, nos enfrentamos al desarrollo coordinado de nuestras manos y nuestros pies, teniendo en cuenta a su vez lo que percibimos de nuestro entorno a través de nuestros sentidos: vista y audición principalmente.

Como sabemos que aprender esto per se ya es lo suficiente complejo en unas pocas prácticas, desde Carmetry queremos ayudarte a lidiar con tu técnica de conducción. Desde el principio, te queremos ayudar a tomar buenos hábitos en lo que a suavidad de conducción, trazadas y uso del freno motor respecta, y muchos otros detalles que te allanarán el camino para que puedas prestar más atención a lo que te rodea, y preocuparte menos del vehículo que llevas entre manos.