5 consejos para reducir el gasto de combustible en tu flota

Vivimos en un mundo muy competitivo en el que las empresas siempre están buscando una forma de reducir los costes y maximizar sus ganancias. En 2020, el precio de la gasolina y diésel ya es superior respecto a 2019 y 2018, y aunque la tendencia actual es decantarse por vehículos de renting, si tienes una flota, tus conductores tienen que pasar por las gasolineras.

Si eres una pyme, puedes pensar que esto no te afecta, pero la realidad es que si usas un medio de transporte, independientemente de la cantidad, este puede generar uno de los mayores gastos al año. Pero no te preocupes, en la época de Instagram y WhatsApp, hay herramientas telemáticas que te permitirán ahorrar en gastos como el combustible.

Con Carmetry Fleets dispones una tecnología única más allá de la ubicación del vehículo en tiempo real. Con nosotros, tu inversión se rentabiliza en pocos meses porque mejoramos los aspectos más importantes de tu flota.

¿Cómo lo hacemos? Con Inteligencia Artificial y Big Data Analytics aplicada a cada modelo de vehículo y al empleado que lo conduce. Logramos optimizar las rutas y estilo de conducción de los conductores de tal forma que esto se traduzca en varios beneficios como el ahorro en consumo de combustible.

Te dejamos nuestros principales consejos sobre cómo puedes reducir los costes de combustible de los vehículos de tu flota:

1. Elige una buena herramienta de gestión de flota

Una simple, moderna, escalable, que se adapte a tu empresa. Que no suponga una inversión alta y sea útil. Y por supuesto, que no tenga compromiso de permanencia y que puedas cancelar gratis cuando quieras. En Carmetry tenemos todo esto. Consulta nuestros planes de suscripción. 😉

2. Elige el vehículo más adecuado para tu empresa

Muchas empresas eligen vehículos que no son los más adecuado para su servicio: uno más grande o más pesado afecta el gasto en combustible. Piensa, ¿realmente tu conductor necesita ese en concreto o puede ser suficiente con un modelo más pequeño?

También es importante tener en cuenta el tipo de combustible: los diésel son más económicos que los de gasolina e híbridos para largas distancias, pero los de gasolina e híbridos son mejores para viajes cortos por la ciudad.

Tómate tu tiempo para comprender las necesidades de tu flota. Si necesitas ayuda, podemos ayudarte.

3. Rompe con los malos hábitos de conducción

La aceleración brusca, conducir con la marcha incorrecta y viajar a velocidades que no se deben, contribuye a un alto consumo de combustible. Si tienes controlado el punto anterior, es hora de vigilar los hábitos de conducción de tus empleados. Marcará una diferencia considerable tanto en tu bolsillo como en el medio ambiente.

Con Carmetry Fleets analizamos la forma de conducir de cada persona y le ayudamos a fomentar un estilo más eficiente cuando sea necesario. Sabemos que los hábitos simples al volante, como el frenado o el tiempo en ralentí, son variables importantes para obtener buenos resultados.

4. El mantenimiento es clave

Los vehículos sin un buen mantenimiento experimentan un mayor consumo de combustible, más emisiones de CO2 y reparaciones más costosas. Te aconsejamos que tu flota tenga las revisiones necesarias como presión de los neumáticos, pastillas de freno, aceite y filtros, estado del motor… Esto tendrá un impacto positivo en futuros gastos.

5. Optimiza las rutas

Puedes reducir el consumo de combustible con una buena planificación de rutas. No solo por los kilómetros recorridos sino en la elección de carreteras o vías con menos pendientes y velocidades más variables. Recuerda que una ruta corta no necesariamente significa menos combustible.

Si necesitas ayuda para gestionar y controlar tu flota, escríbenos a info@carmetry.com, llámanos o envíanos un WhatsApp al 644 633 477.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Comments are closed.