¿Qué es un ciclo de conducción?

ciclo de conducción

Un ciclo de conducción es un perfil de velocidades que representa una forma de conducir en una ciudad o autopista/autovía, tomando en cuenta la tecnología del vehículo, el tráfico, las carreteras, el clima, la geografía (la altitud, entre las más importantes) y las características de los conductores.

¿Para qué se usan los ciclos de conducción?

Principalmente para tres cosas: estimar las emisiones contaminantes de los vehículos (CO2, NOx, HC), medir el consumo de combustible y certificar u homologar nuevos modelos de una marca.

Se clasifican en 2 tipos: modales y transitorios dependiendo del intervalo de tiempo y las velocidades (constantes o variables). En el caso de la Unión Europea (UE), hablamos de ciclos de conducción europeo y los más comunes son:

ECE-15

Este ciclo representa la conducción urbana. Se hace con una baja velocidad del vehículo (máximo 50 km/h), una pequeña carga requerida al motor y bajas temperaturas en las emisiones.

EUDC

Este ciclo describe una ruta suburbana. Al final del ciclo, el vehículo acelera hasta una velocidad propia de autopista. Tanto la velocidad como la aceleración son más altas que en el ECE-15.

EUDCL

El EUDCL es un ciclo suburbano para vehículos de poca potencia. Es análogo al EUDC pero con una velocidad máxima de 90 km/h.

NEDC (New European Driving Cycle)

El Nuevo Ciclo de Conducción Europeo, es un ciclo combinado consistente en 4 ciclos ECE-15 seguidos de un EUDC o EUDCL. También es conocido como ciclo MVEG (Motor Vehicle Emissions Group).

Consiste en una serie de pruebas para evaluar «objetivamente» el impacto medioambiental de los vehículos de combustión interna y su comportamiento. Durante años ha sido criticado por expertos que afirmaban que representaba estilos de conducción no reales: aceleraciones muy suaves, mucho tiempo de inactividad, y velocidad de crucero constante.

Se implantó en 1992 con el objetivo de unificar un modelo único que permitiese comprobar el cumplimiento de los límites legales de emisiones y de consumo de los coches nuevos. Después del conocido Volkswagengate y la polémica de los diésel, desde el 1 de septiembre de 2018 ha sido sustituido por el WLTP.

WLTP (World Harmonized Light Vehicles Test Procedure)

El nuevo procedimiento obligatorio a seguir para la homologación de vehículos en la UE. Se trata un reglamento para calcular las emisiones de CO2 y el consumo de combustible de los vehículos ligeros.

Consiste en unas pruebas más exigentes y aproximadas a situaciones reales de conducción (una mayor aceleración, una mayor velocidad media y una velocidad máxima más elevada), que deja obsoleto a ciclo NEDC.

¿Por qué es importante conocer el ciclo WLTP? Porque lo debes tener en cuenta al comprar un coche nuevo, ya que los que emiten por debajo de 120 gr/km de CO2 no pagan el impuesto de matriculación.

Si quieres conocer las diferencias entre el NEDC y el WLTP, te recomendamos el artículo del Centro Zaragoza, un instituto de investigación sobre vehículo.

¡Extra! El HYZEM

Es un ciclo no oficial creado dentro del programa europeo ARTEMIS. Su objetivo es calcular las emisiones según condiciones de conducción más exactas que incluyen el tipo de vía y tráfico.

El mundo de los ciclos de conducción es una lío de siglas y tests que dependen de los países, si son oficiales o no… (¡Qué razón tiene Arturo de Andrés!) Aquí solo hemos mencionado una pincelada los más comunes en Europa. Esperamos que con este post cuando escuches hablar de ellos ya no sean una total incógnita.

Fuente: Definición: R. González-Oropeza.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Los comentarios están desactivados.